Que un coche consta de muchas piezas, todas ellas indispensables, debería ser algo obvio. Comprender las diferentes partes de un coche y sus funciones es importante si quieres saber qué ocurre exactamente en tu coche. En este artículo, te llevaremos de viaje bajo el capó y más allá, cubriendo lo esencial piezas de automóviles explican que garantizan que el coche pueda circular sin problemas.

El motor: el corazón del vehículo

Bloque de cilindros y pistones: El bloque de cilindros del motor contiene cilindros mecanizados con precisión donde pueden producirse explosiones controladas. Los pistones, montados firmemente en estos cilindros mediante segmentos, se mueven arriba y abajo de forma rítmica, utilizando la energía generada por el proceso de combustión. Esta energía mecánica es la fuerza motriz que pone las ruedas en movimiento.

Cigüeñal y árbol de levasEl cigüeñal, un eje giratorio conectado a los pistones, convierte el movimiento lineal de los pistones en fuerza giratoria y la transfiere a la transmisión, donde puede controlarse.

Mientras tanto, el árbol de levas controla la sincronización precisa de las válvulas del motor, orquestando la entrada de aire y combustible y la salida de los gases de escape, garantizando un rendimiento óptimo. Está conectado al cigüeñal desde su ubicación en la culata a través de una correa o cadena de distribución, manteniendo ambos sincronizados para un rendimiento fiable.

Culata y válvulas: La culata está situada en la parte superior del bloque de cilindros y alberga las válvulas de admisión y escape. Estas válvulas se abren y cierran en determinados momentos para controlar el flujo de aire y combustible a los cilindros y la emisión de gases de escape, manteniendo el delicado equilibrio necesario para una combustión eficiente.

Colectores de admisión y escape: El colector de admisión dirige una mezcla exactamente dosificada de aire y combustible a los cilindros, mientras que el colector de escape expulsa los gases de escape gastados. Estos componentes son esenciales para garantizar que el motor reciba la mezcla correcta de aire y combustible y pueda expulsar eficazmente los gases residuales. Los gases entran y salen del bloque motor a través de canales cuidadosamente mecanizados cuando las válvulas respectivas están abiertas. A continuación, las válvulas se cierran para mantener el proceso de combustión en el cilindro.

Tren de potencia y transmisión

Transmisión: Todos los vehículos con motor de combustión interna llevan instalado uno de los tres tipos de transmisión conectados a la parte trasera del cigüeñal. Independientemente del tipo, la finalidad de este complejísimo sistema mecánico es permitir el control de la dirección y la velocidad del vehículo mediante cambios de marcha.

  • La transmisión automática está formada por un complejo sistema de engranajes planetarios, convertidores de par hidráulicos y una serie de embragues y correas. Estos componentes trabajan juntos para gestionar a la perfección la selección de marchas y responder a factores como la velocidad, la carga y la entrada del acelerador.
  • Una caja de cambios manual consta de una serie de marchas, un embrague y una palanca de cambios. El conductor selecciona y cambia las marchas manualmente utilizando el embrague para desconectar y volver a conectar la potencia del motor, lo que proporciona un control preciso sobre la velocidad y la potencia del vehículo. Este diseño promueve una experiencia de conducción más implicada para los verdaderos entusiastas del automóvil.
  • En lugar de marchas fijas, una transmisión variable continua (CVT) utiliza un sistema de correa o cadena que ajusta suave y continuamente la relación de transmisión, permitiendo infinitas relaciones de cambio. Este diseño optimiza el consumo de combustible y garantiza una aceleración fluida, lo que se traduce en una experiencia de conducción suave y con gran capacidad de respuesta.

Diferencial y eje de transmisión: Un diferencial está diseñado con una serie de engranajes y piñones en una carcasa. Distribuye la potencia del motor a las ruedas, permitiéndoles girar a diferentes velocidades en las curvas. Este diseño permite un control preciso, mejora la estabilidad y la tracción y evita el desgaste excesivo de los neumáticos y los componentes de la línea motriz.

El árbol de transmisión transfiere la potencia de la transmisión al diferencial y de ahí a las ruedas. En uno o varios puntos del árbol de transmisión hay juntas en U que permiten el movimiento entre dos ejes manteniendo la rigidez de éstos. En los vehículos con tracción a las cuatro ruedas, un árbol de transmisión va de la caja de transferencia al diferencial delantero y otro al diferencial trasero.

Embrague: En una caja de cambios manual, el embrague actúa como eslabón crucial entre el motor y la transmisión. Consiste en un disco de fricción que se presiona contra un volante mediante un plato de presión. Cuando el conductor pisa el pedal del embrague, el motor se desconecta de la transmisión, lo que permite cambiar de marcha con suavidad. Este diseño proporciona un control preciso sobre la transmisión de potencia y la selección de marchas.

Un convertidor de par es un componente clave de una transmisión automática. Su diseño incluye un impulsor, una turbina y un estator, todo ello alojado en una unidad sellada llena de líquido de transmisión. Cuando el cigüeñal del motor gira, el convertidor de par transfiere la potencia a la transmisión, permitiendo al mismo tiempo que el motor gire al ralentí sin calarse. Este diseño garantiza una entrega de potencia suave y flexible, mejorando el confort de conducción.

Sistemas de combustible y encendido

Sistema de inyección de combustible: Los coches modernos utilizan un sistema de inyección de combustible que suministra cantidades precisas de combustible directamente a cada cilindro. Cada inyector de combustible tiene una boquilla que rocía combustible a presión directamente en el colector de admisión del motor o en la cámara de combustión. Este suministro preciso garantiza una mezcla óptima de aire y combustible para una combustión eficiente, mejorando la potencia y la eficiencia del combustible y reduciendo las emisiones.

Una bomba de combustible suministra combustible a presión desde el depósito hasta el conducto de combustible del motor para alimentar constantemente los inyectores de combustible. El combustible que no se utiliza vuelve al depósito a través de un conducto de retorno.

Bujías y bobinas de encendido: Las bujías de encendido sirven como fuente de ignición y crean una chispa de alto voltaje que enciende la mezcla de aire y combustible en los cilindros. Tiene un cuerpo cilíndrico con un electrodo en un extremo. Cuando se aplica tensión, genera una chispa eléctrica a través del hueco entre el electrodo y el conductor central. Esta chispa enciende la mezcla de aire y combustible en los cilindros del motor, desencadenando la combustión.

Una bobina de encendido consta de dos bobinas de alambre alrededor de un núcleo de hierro. Cuando es activada por el sistema de encendido del vehículo, almacena temporalmente y luego libera rápidamente energía eléctrica. Este impulso de alto voltaje produce una chispa en la bujía, encendiendo la mezcla de aire y combustible en el cilindro del motor, garantizando una combustión y un funcionamiento eficientes del motor.

Cuerpo del acelerador y sistema de admisión de aire: El cuerpo del acelerador es un componente del sistema de admisión de aire de un motor. Cuenta con una válvula de mariposa que controla la cantidad de aire que entra en el motor. Cuando el conductor pisa el acelerador, el cuerpo del acelerador se abre, permitiendo que más aire se mezcle con el combustible, para una mayor potencia y aceleración del motor.

El sistema de admisión de aire está diseñado para proporcionar un flujo de aire consistente y filtrado al motor. Normalmente incluye un filtro de aire, que elimina los contaminantes, y conductos de admisión de aire que dirigen el aire limpio a través del colector de admisión a la cámara de combustión del motor.

Refrigeración y lubricación

Radiador y ventiladores de refrigeración: El radiador es un intercambiador de calor que se utiliza para eliminar el calor del refrigerante en el sistema de refrigeración para evitar que el motor de su vehículo se sobrecaliente. El refrigerante caliente pasa a través del radiador, donde el refrigerante puede intercambiar calor con el aire que pasa.

Para el mantenimiento general del radiador, compruebe el nivel de refrigerante al menos dos veces al año. Sustituir un radiador puede llevar casi todo el día, pero es un buen trabajo de bricolaje.

Los ventiladores de refrigeración aspiran aire a través del núcleo del radiador y sobre el motor para eliminar el máximo calor posible. Los ventiladores pueden ser mecánicos si se trata de un coche antiguo, pero ahora la mayoría son eléctricos. El ventilador se activa cuando la temperatura del motor alcanza un cierto punto y entonces ayuda a mantener una temperatura de funcionamiento saludable.

Bomba y filtro de aceite: La bomba de aceite del motor está diseñada para hacer circular el aceite por el motor. Suele constar de engranajes o un rotor que aspira aceite del cárter y lo impulsa a través del sistema de lubricación del motor. Este flujo constante de aceite reduce la fricción entre las piezas móviles, garantizando un funcionamiento suave del motor y una larga vida útil.

Un filtro de aceite de motor es un cilindro diseñado para atrapar los contaminantes del aceite de motor a medida que circula. El diseño incluye un medio poroso que permite el paso del aceite y atrapa partículas como la suciedad y los restos metálicos. Esto garantiza que los componentes del motor estén limpios y bien lubricados, prolongando la vida útil y el rendimiento del motor.

Bomba de agua y mangueras: Una bomba de agua suele ser un dispositivo eléctrico o accionado por correa diseñado para hacer circular refrigerante por el motor con el fin de mantener temperaturas de funcionamiento óptimas. Consiste en un impulsor que gira, creando un flujo de refrigerante a través del motor y el radiador.

Las mangueras, fabricadas con caucho natural y sintético reforzado y otros materiales flexibles, transportan el refrigerante del motor entre los componentes situados bajo el capó, como el alojamiento del termostato, el núcleo del calentador y el radiador.

Sistema eléctrico

La batería almacena energía en forma química para que pueda liberarse en forma de electricidad y hacer funcionar los componentes eléctricos de su vehículo. Otros términos que puede encontrar son:

  • Terminal de la batería: Medio de conexión de la batería al sistema eléctrico del vehículo. Los tres tipos de terminales de la batería son poste o superior, lateral y L.
  • Capacidad de la batería: salida de energía de una batería, medida en amperios/hora.
  • Tamaño del grupo: El tamaño del grupo es exactamente lo que parece: tamaño de la pila.
  • AGM: sigla de "absorbent glass mat" (estera de vidrio absorbente), un diseño en el que el ácido sulfúrico es absorbido por una estera de fibra de vidrio, lo que hace que la batería sea resistente a los derrames y retenga mejor la carga.

El alternador es un dispositivo generador de electricidad que convierte la energía mecánica en energía eléctrica en forma de corriente alterna. Se utiliza para suministrar energía al sistema eléctrico del coche junto con la batería. El alternador también carga la batería utilizando la energía mecánica generada por el movimiento de las piezas del vehículo.

Si notas que la batería no funciona y parece hinchada, puede ser que el alternador tenga un voltaje incorrecto y haya sobrecargado la batería.

Motor de arranque y solenoide: Un motor de arranque es un motor eléctrico compacto y potente diseñado para hacer girar el cigüeñal del motor. Cuando se gira la llave de contacto, un pequeño engranaje, un piñón, engrana con el volante del motor. El motor de arranque gira entonces, arrancando el motor para iniciar el proceso de combustión y arrancar el vehículo.

El solenoide de arranque del motor es un interruptor electromecánico situado entre la batería y el motor de arranque. Cuando se gira la llave de contacto, recibe una señal eléctrica. El diseño del solenoide incluye un émbolo que se mueve, conectando la batería al motor de arranque, permitiendo que fluya una corriente elevada y engrane el motor, arrancando el motor para poner en marcha el vehículo.

Mazo de cables y fusibles: Los mazos de cables conectan todos los componentes eléctricos, permitiendo que se comuniquen y funcionen armoniosamente. Están hechos de alambre de distintos grosores, en función de la carga de corriente y otros factores. Los fusibles protegen el sistema eléctrico interrumpiendo el circuito en caso de sobrecarga eléctrica.

Suspensión y dirección

Amortiguadores y puntales: Los amortiguadores y los puntales son componentes esenciales del sistema de suspensión de un vehículo, diseñados para controlar el confort de marcha y la estabilidad. Los amortiguadores suelen consistir en un cilindro que contiene fluido hidráulico con un vástago en su interior. Los amortiguadores de muelle combinan el amortiguador con un muelle helicoidal.

Cuando un vehículo encuentra baches o irregularidades en la carretera, los amortiguadores y las patas de suspensión amortiguan el movimiento vertical resultante forzando el fluido hidráulico a través de pequeños conductos. Esta resistencia hidráulica convierte la energía cinética en calor, reduciendo eficazmente el impacto que sienten el vehículo y sus ocupantes. Unos amortiguadores y patas de suspensión bien diseñados proporcionan una conducción más suave, controlada y confortable, mejorando el manejo general y la seguridad del vehículo.

Horquillas y bujes: Las horquillas, normalmente en forma de trapecio, unen el conjunto de la rueda al chasis del vehículo en dos puntos para lograr un posicionamiento firme en el hueco de la rueda. Una rótula fija el muñón de la dirección al chasis, manteniendo la posición vertical del volante al conducir sobre baches y valles.

Los casquillos, de goma o poliuretano, se asientan en los puntos de montaje de los trapecios y los aíslan de las vibraciones. Permiten movimientos controlados y minimizan los choques causados por la superficie de la carretera, garantizando la estabilidad, la precisión de la dirección y el confort de marcha.

Dirección asistida: Una bomba de dirección asistida está diseñada con un mecanismo giratorio o de engranajes y suele ser accionada por la correa dentada del motor. Cuando el conductor gira el volante, la bomba presuriza el fluido hidráulico, creando fuerza para hacer girar las ruedas. Este diseño mejora la facilidad y la capacidad de respuesta de la dirección, especialmente a baja velocidad y durante las maniobras de aparcamiento.

Una servodirección, también conocida como caja de dirección, contiene una serie de engranajes y un mecanismo de piñón y cremallera. Cuando el conductor gira el volante, el engranaje convierte este movimiento de rotación en un movimiento lineal y lo transfiere a las ruedas a través de los tirantes. La presión hidráulica de la bomba de la dirección asistida apoya este proceso, haciendo que la dirección sea más suave y manejable. Este diseño mejora el control del conductor y reduce el esfuerzo de dirección, especialmente en maniobras cerradas.

Sistema de frenado

Pastillas de freno y rotores: Cuando el conductor frena, las pastillas de freno, normalmente fabricadas con materiales de fricción como la cerámica o el composite, se sujetan a los discos de freno, que son discos metálicos conectados al cubo de la rueda. La fricción generada entre las pastillas de freno y los rotores convierte la energía cinética en calor, provocando la desaceleración del vehículo. Este diseño garantiza un frenado eficaz y controlado, que requiere un mantenimiento regular para garantizar un rendimiento y una seguridad óptimos.

Pinzas y cilindro maestro: Las pinzas son esencialmente pinzas hidráulicas. Cuando el conductor acciona los frenos, la presión del líquido de frenos obliga a los pistones de la pinza a presionar las pastillas de freno contra el rotor, creando fricción y ralentizando el vehículo. Garantiza un frenado preciso y controlado, convierte la energía cinética en calor y detiene el vehículo con seguridad.

Un cilindro maestro consta de una cámara cilíndrica y un conjunto de pistón. Cuando el conductor pisa el pedal de freno, mueve el pistón, que presuriza el líquido de frenos de la cámara. Esta presión hidráulica se transmite a través de los conductos de freno a las pinzas de freno, desencadenando el proceso de frenado al presionar las pastillas de freno contra los rotores, frenando así el vehículo de forma segura y eficaz.

Líneas de freno y módulo ABS: Los conductos de freno suelen ser de acero o goma flexible y son esenciales para transferir el líquido de frenos del cilindro maestro a las pinzas o cilindros de rueda. Cuando el conductor frena, la presión hidráulica dentro de los conductos garantiza que esta fuerza se distribuya uniformemente a las cuatro ruedas, lo que permite un frenado controlado y equilibrado, contribuyendo a la seguridad y estabilidad del vehículo.

El módulo del sistema antibloqueo de frenos (ABS) controla la velocidad de cada rueda. Cuando se detecta el bloqueo de una rueda durante una frenada brusca o en superficies resbaladizas, el módulo libera y vuelve a aplicar temporalmente la presión de frenado, evitando el derrape. Este diseño garantiza paradas estables y controladas en superficies resbaladizas, mejorando la seguridad del conductor.

Sistema de escape

Catalizador: Un catalizador es un dispositivo de control de emisiones situado en el sistema de escape de un vehículo. Contiene un sustrato cerámico recubierto de metales preciosos como el platino, el paladio y el rodio. Al pasar los gases de escape, estos metales facilitan reacciones químicas que convierten contaminantes nocivos como el monóxido de carbono y los óxidos de nitrógeno en compuestos menos nocivos como el dióxido de carbono y el agua. Esto reduce significativamente las emisiones de gases de escape, haciendo que los vehículos sean más respetuosos con el medio ambiente.

Escape: Un silenciador, la parte cilíndrica u ovalada del sistema de escape que se ve bajo la parte trasera de un coche, consta de una serie de cámaras y deflectores. Al pasar los gases de escape, el diseño dispersa la energía sonora reflejándola y absorbiéndola. Este proceso reduce los niveles de ruido, haciendo que la experiencia de conducción sea más silenciosa y confortable, a la vez que dirige de forma segura los gases de escape fuera del vehículo.

Un resonador suele ser un tubo recto o una cámara diseñada para sintonizar con precisión las frecuencias sonoras generadas por el motor. Funciona reflejando las ondas sonoras en el escape, eliminando frecuencias sonoras específicas. Este diseño contribuye a un sonido de escape más refinado y agradable y minimiza los ruidos no deseados.

Sondas Lambda: Las sondas Lambda, montadas en el colector de escape, el inversor o el tubo de escape, constan de un elemento cerámico recubierto de materiales especiales. Detectan el nivel de oxígeno en los gases de escape y transmiten estos datos al ordenador del motor. Al controlar el nivel de oxígeno, el motor puede ajustar la mezcla de aire y combustible para una combustión óptima, mejorando el rendimiento, el consumo de combustible y el control de las emisiones.

Ruedas y neumáticos

Tipos de neumáticos: Los coches pueden equiparse con distintos tipos de neumáticos para satisfacer necesidades de conducción específicas.

  • Los neumáticos de verano, con su banda de rodadura lisa y poco profunda, ofrecen una tracción excelente en carreteras secas, pero son menos eficaces en condiciones de lluvia o nieve.
  • Los neumáticos para las cuatro estaciones (todas las estaciones) tienen una profundidad moderada en la banda de rodadura, ofreciendo un rendimiento equilibrado en una gran variedad de condiciones meteorológicas.
  • Los neumáticos de invierno, diseñados con dibujos profundos y agresivos y un compuesto de goma flexible, destacan sobre la nieve y el hielo.
  • Los neumáticos de altas prestaciones priorizan el agarre y la maniobrabilidad, mientras que los neumáticos de turismo hacen hincapié en una conducción suave y cómoda.
  • Los neumáticos todoterreno o de camión tienen una banda de rodadura robusta y profunda para las aventuras en terrenos abruptos.

La elección depende de las condiciones de conducción y de las preferencias personales.

Construcción de las ruedas: La construcción de las ruedas influye considerablemente en las prestaciones y la estética de un vehículo. Las llantas pueden ser de acero o de aleaciones ligeras, con diseños que van de lo simple a lo complejo. Las llantas de aleación se prefieren por su menor peso y mejor aspecto, mientras que las de acero son más duraderas y económicas. El diseño de las llantas influye en el estilo del vehículo, y los distintos tamaños pueden afectar a la maniobrabilidad y la calidad de la conducción.

Sistema de control de la presión de los neumáticosEl sistema de control de la presión de los neumáticos: este sistema le mantiene informado de la presión de los neumáticos y garantiza que se mantengan a la presión correcta por motivos de seguridad y consumo de combustible, alargando en última instancia la vida útil de los neumáticos. Cada neumático tiene un sensor en su interior, normalmente fijado al vástago de la válvula, que detecta la presión y la transmite a un módulo conectado al vehículo mediante identificación por radiofrecuencia o RFID. Cuando la presión está fuera de un umbral predeterminado, se activa una luz en el salpicadero.

es_ESES